viernes, 17 de julio de 2015

Jarrón Pegasus


Se trata de una obra maestra del arte de la alfarería, realizado como una joya por el taller de Josiah Wedgwood, Etruria, 1730-1795.

La vasija es de jaspe azul pálido, y la decoración, de jaspe blanco.  El jaspe es un tipo de gres sin esmaltar que puede ser pulido y convertirse en piedra preciosa. Es como un tipo de arcilla para la fabricación de piezas refinadas.

Wedgwood realizó una serie con el mismo diseño y diferentes materiales siendo éste el que se encuentra en el Museo Británico desde 1786. 

Según  el catálogo del Museo, la escena principal se basa en un grabado de un jarrón griego del siglo IV antes de Cristo, mientras que la Medusa que encabeza la base de las asas se han tomado de un grabado de una sandalia antigua.


Sobre la decoración del reverso, el catalogador no dice nada, aunque para algunos podría estar diciendo muchas cosas.

De Pegaso, la figura que da nombre y relieve a esta pieza, leemos en el Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos, de Federico González Frías:

"Símbolo vehicular por excelencia, el caballo mítico griego Pegaso munido de alas es por definición el transporte entre tierra y cielo. También en algunas tradiciones existen caballos que hablan, refiriéndose a su instinto que los guiaba en la noche, o en la desorientación de su jinete. Sin ellos no hubieran podido ser las gestas de Alejandro Magno y la de tantos héroes que han configurado la historia de diversos países, por lo que su importancia en el devenir histórico ha sido fundamental. Animal psicopompo es el vehículo del viaje de ultratumba".

Fue Perseo quien mató a la Medusa cortándole  la cabeza de la cual nace Pegaso, el caballo alado, imagen del vehículo que nos transporta al paraíso de los poetas.


Dice Hesíodo en su Teogonía (280):


Y cuando Perseo le cercenó la cabeza, de dentro brotó el enorme Crisaor y el caballo Pégaso. 

(Citado por F.G.F. en su Diccionario).

No hay comentarios: