jueves, 26 de junio de 2014

Mano de Júpiter-Sabazio




El museo de Arqueología subacuática de Cartagena es un lugar increíble, pues todo lo que en él se expone son piezas recuperadas de los naufragios de los barcos que en otras épocas arribaban a las costas de esta ciudad. Al observar el enclave de su puerto se ve enseguida que es una fortificación natural, una concavidad plagada de riscos que hacen del lugar un sitio seguro para la defensa. Efectivamente, estamos hablando de la antigua Carthago Nova, ciudad cuya historia, que comienza con su fundación por los cartagineses y refundada posteriormente por Roma, respalda cualquier cosa que podamos recordar ahora.

Ciertamente todo lo que nos rodea hace sentir al visitante de este museo que está en un barco repleto de ánforas en las se transportaba el aceite y el vino de Hispania a otras costas de la cuenca mediterránea, y que las profundidades marinas ha conservado intactas, como si su delicada factura no hubiera sido óbice para resistir al tiempo. Pero sin duda de todas las piezas expuestas la Mano Sabazia es la que más interés despertó en mí.

Se trata de un bronce que mide 16,5 cm de altura,  datado en el siglo I d.C., y que fue hallado en las proximidades de la isla de Escombreras o Isla de Hércules, llamada así  porque en ella se encontraron restos de un templo dedicado a esta deidad. Escombreras fue, por otro lado, relevante ya que alcanzó fama gracias al famoso garum, una rica salsa elaborada a partir de las entrañas de ciertos pescados y que llegó a tener valor de moneda  de cambio (o trueque) dado el grado de características benefactoras que ésta aportaba.


Esta mano tiene los dedos pulgar, índice y medio,  extendidos y los anular y meñique plegados sobre la palma, lo que representa el gesto de la “mano de bendición”. Asimismo en su relieve aparecen una serie de figuras, entre las que destaca el dios Sabazios que está sentado, con los pies sobre una cabeza de carnero. Una serpiente recorre el dorso de la mano hasta erguirse hacia la figura humana del dios.

En su parte inferior, la pieza muestra además la escena de una mujer amamantando a un niño, un ara llameante y un cuchillo para el sacrificio. También se ven recipientes, instrumentos de percusión, distintas figuras y motivos que identifican a Sabazios, dios de origen frigio, con Júpiter, de ahí que en ocasiones se le denomine Jupiter- Sabazios. Asimismo existen elementos en la mano, como la vid que la asimilan a los cultos de Dionisos y Hermes.

La pieza ritual es por tanto un “pantáculo”, es decir un “pequeño todo”, y está relacionada claramente con ritos de carácter iniciático y los misterios de la sexualidad, de ahí que uno de los nombres de Sabazios sea: “Dios bajo la túnica"



Nota: Existen otras piezas análogas a esta mano que se conservan en distintos museos, como la hallada recientemente en Pompeya. 


5 comentarios:

Manovel dijo...

Muy bien lo que escribes y, aunque sea darte más trabajo,creo que puedes ampliar los aspectos simbólicos que enuncias y el propio de la mano.
Ánimo, te leemos y apreciamos.

Núria dijo...

Qué amable. Muchas gracias. Ahí seguimos...
En cuanto a esta mano ritual tal vez amplíe el tema en otra ocasión, aunque lo fundamental, creo yo, es advertir que se trata de un pantáculo, es decir que contiene una serie de símbolos en ella misma que la hacen útil para portarla en las travesías, por ejemplo en los barcos.
Un abrazo.

Paulo h dijo...

tambien se usaba para unir a yugo a los bueyes en la agricultura.......fue adoptada en el sincretismo religioso catolico como bendicion papal y tmb el imagenes y escultura .....como se ve en la escultura de bronce depedro en roma que al principio era jupiter

Paulo h dijo...

se usaba para unir a su yugo a los bueyes en la labranza del campo.....tmb..se adopto en el sincretismo catolico como la bendicion papal en imagenes y escultura de bronce de pedro que esta en roma que en verdad es jupiter.

Mª Angeles Díaz dijo...

Gracias Paulo por tu aportación.