domingo, 13 de abril de 2014

Domingo de Ramos

 Jerusalén recibe como a un rey a Jesús, el domingo de Ramos (las hojas de las palameras limpian el camino por donde debe pasar), Bendito el rey que viene en nombre del Señor. Paz en el cielo y gloria en las alturas, decían (Lc XIX, 38).

*
"En el calendario cristiano hay una fecha llamada así, o Domingo de Ramos, en la que se rememora la entrada de Jesús a Jerusalén y al Templo por la Puerta Dorada –o sea que entró por la puerta grande– del Este, (tal como estaba profetizado), asumiendo así un papel de tipo solar en medio del tumulto que le rendía pleitesía y tendía "ramos" (ramas de palmera) y sus propios mantos en la calle para festejar su llegada porque era el modo de darle la bienvenida en esa época, recibiéndolo de este modo pues lo habían visto como el Mesías. Lo que de hecho es la entrada a su Pasión y Muerte, tal como estaba escrito, para padecer seguidamente el escarnio, la humillación, el sufrimiento y finalmente el sacrificio sangriento para la redención de los pecados del mundo".

Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos, de Federico González Frías.

No hay comentarios: