viernes, 30 de mayo de 2008

A propósito de la iniciación femenina

Los T'boli son un pueblo asiático cuyas mujeres son músicos por tradición. Ellas educan su voz para cantar las leyendas de su pueblo y su cosmogonía.
De ese modo las muchachas que son llamadas a la música reciben lecciones de una mujer sabia que las instruye en el sonido, cosa que realizan en las montañas. Allí la maestra enseña a la joven a oír el viento, el agua y el sonido ambiental que desde ese lugar emite su territorio.
Es en las altas cumbres donde la sabía mujer enseña a la muchacha a liberar su voz y poder así cantar las leyendas de su pueblo.
Una de esas canciones que aprenden relata que en una ocasión su pueblo iba a ser atacado por un gigante monstruoso. Este, antes de llegar, oyó el canto de las mujeres. Tanto placer sintió que se detuvo para oír la melodía quedando dormido. De este modo los hombres pudieron atraparle y evitar el ataque.
Se dice que cuando la muchacha está preparada para el canto ritual, las mujeres engalanadas con sus mejores vestidos y adornos, bordados simbólicos de múltiples colores e incrustaciones de nácar, se reúnen para oír a la joven.

viernes, 23 de mayo de 2008

Caligrafía (Juego)

"¿Qué tal si cada uno sube un archivo con su voz leyendo el texto que caligrafió?"

Esa es la propuesta de Botón, desde su blog Botón de Muestra, que retoma de Lucía, de La Calavera Bajo la Piel, y que yo reitero desde aquí a todos los amigos. Aunque debo decir, sin embargo, que en esta ocasión sólo la caligrafía es mía, la voz la pone ella misma, y la verdad es que ha merecido la pena trabajar a dos bandas.
El texto es un parlamento que hace uno de los personajes de "En el Utero del Cosmos", la obra teatral de Federico González que la compañía de teatro Colegiata Marsilio Ficino, está ensayando actualmente en Barcelona.


...Por esta incomprensión se han provocado enormidad de malentendidos, riesgosos acontecimientos, temperaturas fatales, una urticante ansiedad como potro que ha de ser domado; una abierta rebelión contra el ser, una conspiración, un complot, una estafa en gran escala, un aprendizaje equivocado por el que nos han inducido a la desesperanza.

Para oir como suena pulsar: AQUI, y a continuación pinchar en “Download el fuego.mp3″.
Muchas gracias a todos, amigos, por participar en esta plaza pública.
Núria





lunes, 19 de mayo de 2008

Viaje a los Orígenes: la Cultura Ibérica. La ciudad de Ullastret y su entorno histórico-geográfico. Y la Cova d’en Daina

El pasado sábado, 17 de mayo de 2008 a las ocho y media de la mañana, un nutrido grupo de personas, convocadas por el Centro de Estudios de Simbología de Barcelona, nos reuníamos en la puerta de la cafetería Sandor, situada en pleno centro de la ciudad condal, para realizar una nueva ruta simbólica.
Nuestro guía, Francisco Ariza, y la ruta que nos había planeado:
“Viaje a los Orígenes: la Cultura Ibérica. La ciudad de Ullastret y su entorno histórico-geográfico. Y la Cova d’en Daina”.

Dos instantáneas desde dentro del autocar.


Una vez en el autocar, Francisco desde la primera fila del autocar, junto al conductor, tomó el micrófono para saludarnos e introducirnos en lo que se convirtió en un verdadero viaje mágico, lleno de impresiones hacia la raíz del pensamiento humano y hacia la reconstrucción de la verdadera historia. Sin duda era Clio, la musa de la historia, quien estuvo detrás de sus palabras, ya que éstas consiguieron verdaderamente mezclarnos con los antepasados que nos revelaron su mensaje, aquel que habían dejado grabado para nosotros en la piedra, pues como nos dijo:

“No sólo somos hijos de nuestro tiempo histórico, aquel que nos ha visto nacer, el cual podría llegar a ser una limitación castradora si nos identificamos totalmente con él olvidando que es un segmento de un ciclo mucho más amplio, dentro del cual se han desarrollado multitud de culturas, civilizaciones y tradiciones cuyo legado cultural transmitido a través de su arte, su ciencia, su cosmogonía y su metafísica también nos pertenece, y forma parte de lo que podríamos llamar nuestra “genética” espiritual, la única que puede liberarnos de cualquier tipo de condicionamiento: racial, cultural, social, familiar, etc."
Y para introducirnos en la cultura ibérica añadión que ésta pertenece:
“a las civilizaciones que surgieron en el Mediterráneo a lo largo de milenios. Todos ellas tuvieron relaciones entre sí, de ahí el apelativo de Mare Nostrum con que en un momento dado los romanos llamaron al Mediterráneo. Para los griegos el Mare Nostrum, Nuestro Mar, era el lugar donde se manifestaba la ecumene, es decir un espacio compartido por todos los pueblos que lo habitaban, y que incluía no sólo el intercambio comercial sino también el intercambio espiritual e intelectual a través de sus símbolos, ritos y mitos. De hecho, muchas veces el comercio propiciaba también ese otro tipo de intercambio, y era éste precisamente el que realmente cimentaba y articulaba la relación entre todos esos pueblos. No olvidemos que Hermes es por igual el dios del comercio y el de las transmisiones intelectuales. El comercio no era para las civilizaciones tradicionales una actividad puramente material y profana, en primer lugar porque entre esas civilizaciones no existía nada de profano, palabra que en sí misma indica una separación, o mejor dicho un “estar fuera” de una concepción del mundo o cosmogonía sustentada en la idea de un Principio a partir del cual la propia existencia del mundo y del ser humano cobra sentido y significado.”
(…)
"Para todas esas culturas sus deidades y númenes, es decir las ideas-fuerza en acción, lejos de considerarse ajenas a la vida humana, a su acontecer y “circunstancias”, estaban por el contrario plenamente integrados en ella. Como lo estaban en la propia naturaleza. Es por eso que para todas aquellas sociedades, y por muy arcaicas y protohistóricas que nos parezcan, la vida revistiese siempre un carácter mágico-teúrgico y sagrado, donde no sólo esas deidades e ideas-fuerza intervenían en los asuntos de los hombres, sino que también conformaban su pensamiento dándoles las pautas necesarias para la creación de sus estructuras culturales, y por consiguiente su concepción del mundo, su cosmogonía, a imagen de la Cosmogonía Perenne. Esas pautas o medios no han sido otros que los símbolos y los códigos simbólicos. Precisamente, en esta Ruta, como en todas las actividades del CES, nos ceñiremos al mensaje que la cultura ibérica nos ha transmitido mediante su lenguaje simbólico expresado también en sus ritos y mitos fundacionales, que conservan toda la frescura de lo arcaico, de lo perenne, y que por poco que los conozcamos podrán abrir nuestra mente y comenzar a concebir en nuestra interioridad otras posibilidades y otras realidades más universales”.


Vista de la cueva desde el sudeste, desde donde se puede apreciar la entrada.

Antes de llegar a la ciudad ibérica de Ullastret, situada en la provincia de Gerona, nos detuvimos para visitar un increíble monumento megalítico, el dolmen llamadeo la Cova d'en Daina, situado en el corazón de la sierra de las Gavarres, en lo que fue evidentemente un santuario natural de los hombres que hicieron posible aquella cultura, que se encuentra en los orígenes de nuestra civilización y cuyo mensaje, atravesando los tiempos, nos llegó como un beneficio intelectual que en esa mañana quedó fijado en cada uno de nosotros al ser comprendido.

La cova d’en Daina está rodeado de un círculo astronómico de piedras (un cromlech), en el centro del cual se encuentra el dolmen propiamente dicho, donde aquellos hombres, que consideraban la piedra como verdaderos receptáculos de los dioses con capacidad para traspasar el tiempo, enterraban a sus antepasados y al mismo tiempo se proyectaban en el porvenir.


En las fotos diversos momentos de la explicación de Francisco en torno al Dolmen.
La cueva, una estructura perfecta construida con enormes piedras, está orientada al sudeste, lugar donde tiene la entrada, de modo que durante el solsticio de invierno, momento en que el sol comienza su ascenso, el primer rayo de su luz penetra hasta lo más profundo del interior del dolmen, interior que es propio útero de la madre tierra, a la que fertiliza con su luz. De este modo aquellos antepasados portadores de una alta concepción de la vida, ritualizaban la unión entre el cielo y la tierra, es decir la hierogamia del dios y la diosa, de cuya cópula el mundo y todos los seres nacen perennemente.




















































Las dos fotos envueltas en la niebla pertenecen a unos días anteriores, cuando Francisco, quien aparece en la última imagen con paraguas, estaba preparando la ruta.


Núria, blogger de Desde mi Ventana

Nota: Dejo para otro momento el relato del resto del viaje.

lunes, 12 de mayo de 2008

Sobre la Ciencia de las Letras

La Gramática es una de las siete “artes liberales”, las cuales han servido de vehículo de expresión y de enseñanza para comunicar verdades de un orden superior al de su propia literalidad, y por ello están relacionadas con la metafísica y son soporte de la realización iniciática.
Aunque como decimos son siete, como los planetas tradicionales a los que cada una de ellas está simbolizando, las artes liberales deben verse como una única enseñanza facetada en siete caras.

Estas artes, llamadas liberales porque liberan al individuo de sus condicionamientos e ignorancia, se dividen en dos grupos, las artes del trivium, o de las letras, que son Gramática, Dialéctica y Retórica, y las del cuadrivium, o del número: Aritmética, Geometría, Música y Astronomía. (Imagen de Salomón, icono ruso)

La Gramática, de la que hoy pretendemos dejar unas reflexiones, existía antes que su mera codificación, del mismo modo que existe el derecho, o la justicia, antes que las leyes, y estaba exenta de cierta rigidez, que es lo que ocurre hoy en día con las “normas” gramaticales. Uno está tan manipulado por el medio que llega a creer en la validez absoluta de dichas normas, mientras que para el punto de vista simbólico es preciso destruir esa rigidez para llegar al verdadero sentido que tiene la Gramática, en tanto que ciencia sagrada y promotora de la iniciación.

Debemos recordar que la gramática castellana, por ejemplo, tal cual la conocemos, nace a caballo de los siglos XVI y XVII, y es prácticamente contemporánea de Descartes y el racionalismo, aunque este problema es más antiguo: Horacio afirmaba que el uso es el árbitro y señor de las lenguas y las normas un artificio auxiliar.

Para despertar el verdadero valor de la Gramática debemos recordar que las palabras son imágenes del pensamiento, y que éstas deben transmitir el sentido verdadero, el tiempo y el modo. Debemos también tener presente que la Gramática tiene como fundamento a las letras, las cuales sirven tanto para la escritura, como para el cálculo. Dado que forma parte de la primera etapa del conocimiento del arte gramatical aprender esto, se conoce a este periodo de instrucción como estudios elementales.

La palabra Gramática proviene del griego grammata y significa arte de la oración inteligente, de las palabras con sentido. Y más concretamente el arte de las palabras que expresan la esencia de las cosas y sus relaciones numéricas.

El poder de la escritura estriba en que puede ser oída, al leerse, la voz de alguien que no está, que se encuentra ausente.

Además, las letras son aliadas de la Memoria, la madre de las musas. Las nuestras proceden del latín y del griego, que tienen relaciones con una lengua sagrada como es el hebreo (otra lengua sagrada es el sánscrito, entre otras).

La primera de las letras hebreas, Alef, expresa el profundo misterio de la unidad y su armonía, de ahí que su valor numérico sea uno, y su significado comienzo. Alef se convirtió con la pronunciación en Alpha entre los griegos y en A para los latinos.

Las letras hebreas tienen su origen en las tablas de Moisés, y son 22, como los 22 libros del Antiguo Testamento. El 22 es también el número de los arcanos mayores del Tarot, que como sabemos es un código hermético relacionado igualmente con las letras hebreas y sus números correspondientes.
Así, siendo cada una de esas letras un número, se comprende el acuerdo que existe entre esta enseñanza de las letras y la doctrina pitagórica, ya que en realidad son formas de simbolizar que existe una correspondencia entre los seres y las distintas partes del universo, siendo dichas correspondencias las que ejercen una acción mágica y concatenada. Aquí, en las correspondencias entre el micro y el macrocosmos, está también el origen de los talismanes. El Universo es un juego de relaciones, donde todos los seres estamos insertados como perlas de un único collar, o como letras de un solo libro, el Libro de la Vida, cuyos caracteres los conforman esos mismos seres.

Toda lengua sagrada es hierática (de ahí hieros logos), y se constituye en una imagen de la lengua original, que es la lengua sagrada por excelencia; esta es la “palabra perdida”, o más bien “escondida” a los seres humanos que vivimos en esta edad tan oscura.
Para profundizar en la Ciencia Sagrada no puedo sino recomendar la obra de Federico González y colaboradores, titulada: "Introducción a la Ciencia Sagrada. Programa Agartha"   pues dicha obra, por encima de cualquiera otra que hallamos visto, sintetiza una enorme bibliografía hermética que corresponde a la voz de la Sabiduria de todos los tiempos y espacios geográficos.


Nota: Iré ampliando este tema (espero que con la participación de todos), incluyendo notas de lectura, bibliografía y vínculos.
Núria, Desde mi ventana.