lunes, 22 de octubre de 2007

La extraña desaparición de las abejas

Núria

Especialistas investigan la enigmática desaparición de las abejas en todo el mundo. Entre las causas que han descubierto que inciden directamente en la disminución drástica de estos insectos se encuentran los cultivos genéticamente modificados, los pesticidas, plaguicidas, algún parásito intestinal, el cambio climático y las ondas electromagnéticas de la telefonía móvil. Los celulares.
Una de las cuestiones que plantea mayor enigma a los investigadores es por qué abandonan las colmenas y dónde mueren, ya que no se encuentran los restos mortales de estos insectos, simplemente desaparecen.
Dennis van Engelsdorp, especialista en el tema y residente en Pennsylvania (EE. UU.), le dijo al diario inglés The Independent, que era posible que las abejas “huyeran de las colonias porque percibían que estaban contaminadas o afectadas de alguna manera. El caso es que este comportamiento también se ha registrado en otros bichos sociales, como las hormigas".
Todo esto cobra mayor trascendencia si se tiene en cuenta que las abejas son los insectos más importantes en la cadena alimenticia humana, ya que son los principales polinizadores de cientos de frutas, vegetales, flores…
Como ejemplo decir que en California, principal proveedor de almendras del mundo, cada año se requieren aproximadamente dos millones de colmenas para realizar su polinización, según dijo a “BBC Ciencia” Fernando Esteban, director de la revista argentina “Espacio Apícola”. Y agregó: “Con la disminución de las colonias de abejas, la producción de almendros podría estar amenazada”.
Diversos reportes de medios de comunicación que hablan sobre la baja en la cantidad de abejas citan a Albert Einstein, quien señaló que sin ellas, la humanidad dejaría de existir en cuatro años. Eduardo Pérez Obanos, investigador español, apoya esta tesis y asegura que sin las abejas la desertización es casi total y algo que sólo puede conducir a la humanidad a una crisis alimentaria.
Por noticias aparecidas en distintos pequeños periódicos latinoamericanos hemos sabido que chamanes y hombres medicina de algunas comunidades indígenas, están exigiendo responsabilidades a sus gobiernos y les piden que tomen cartas en el asunto.
Sin duda nadie puede dejar de ver en esta misteriosa desaparición de las abejas (un insecto que curiosamente es portador tanto de miel y cera, como de veneno, siendo su aguijón utilizado como remedio contra ciertas enfermedades reumáticas), una señal de alarma emitida por la Tierra y nuestro ecosistema.
Todo ello, honestamente, ¿a quién no le plantea una reflexión seria?: ¿hasta dónde estamos dispuestos a seguir creyendo que estamos progresando? ¿A dónde es que nos dirigimos? ¿De qué naturaleza es ese progreso que nos quieren vender?

sábado, 6 de octubre de 2007

LA VIA SIMBOLICA

El símbolo es la huella (o el gesto) visible de una realidad invisible u oculta. Es la manifestación de una idea que así se expresa a nivel sensible y se hace apta para la comprensión. En un sentido amplio toda la manifestación, toda la creación, es una simbólica, como cada gesto es un rito, sea esto o no evidente, pues constituye una señal significativa.

El símbolo no es sólo visual, puede ser auditivo, como es el caso del mito y la leyenda, o absolutamente plástico y casi inaprehensible como sucede con ciertas imágenes fugaces que, sin embargo, nos marcan. En la época actual se le suele asociar más con lo visual, porque la vista fija y cristaliza imágenes en relación con estos momentos históricos de solidificación y anquilosamiento más ligados a lo espacial que a lo temporal.

El símbolo es el intermediario entre dos realidades, una conocida y otra desconocida y por lo tanto el vehículo en la búsqueda del Ser, a través del Conocimiento. De allí que los distintos símbolos sagrados de las diferentes tradiciones –y por cierto también los símbolos naturales– se entretejan y se vinculen entre sí constituyendo una Vía Simbólica para la realización interior.

Lo metafísico, esa región desconocida y misteriosa, se manifiesta en el mundo sensible por intermediación del símbolo. Gracias a éste, es posible el Conocimiento para el ser humano; imágenes y símbolos nos permiten tomar conciencia del mundo que nos rodea, de lo que éste significa y de nosotros mismos.

Federico González y colaboradores. Introducción a la Ciencia Sagrada (Programa Agartha). Symbolos.com/ Núria "Desde mi Ventana", hacia los mares de un mundo simultáneo.